Profesor Rubén Sierra Mejía (Salamina, 1937 – Bogotá, 2020)

Ruben Sierra Mejia

 

La Sociedad Colombiana de Filosofía lamenta profundamente el fallecimiento del Profesor Rubén Sierra Mejía (Salamina, 1937 – Bogotá, 2020).

El Profesor Sierra fue una de esas personas que bien merecía ser llamado “intelectual”; más aún, fue sin duda alguna uno de los intelectuales más prominentes que ha tenido el país en las últimas décadas. Estudió Filosofía en la Universidad Nacional de Colombia y realizó sus estudios de posgrado en la Universidad de Múnich en Alemania. Fue profesor Honorario y Emérito de la Universidad Nacional de Colombia y profesor invitado de universidades de México, España, Venezuela y Austria.

La deuda de la Filosofía colombiana con el Profesor Sierra es inmensurable. Fue quien propició el arribo de la Filosofía Analítica al país, mediante sus juiciosas y detalladas traducciones de Russell, del Círculo de Viena, Austin y otros filósofos analíticos. Lejos de conformarse con la traducción de los textos emblemáticos de esta corriente filosófica, ofreció en varios escritos sus apreciaciones sobre la corriente misma; es de notar su libro Apreciación de la de la filosofía analítica (U. Nal., 1987).

Fue un apasionado por la historia de la filosofía y a él debemos la traducción de Tres textos metafísicos de Leibniz que muchos de nosotros leímos cuando salió publicada en la entonces novedosa colección Cara y Cruz de la editorial Norma.

Fue siempre un colaborador generoso y activo en traducciones para la revista Ideas y Valores, símbolo de la filosofía en Colombia, de la que también fue su director en una época especialmente difícil y que amenazaba con terminar la impresión de la revista. El Profesor Sierra supo sobrellevar estas dificultades sosteniendo el timón con mano firme y decidida y, sin sacrificar en ningún momento calidad alguna, la mantuvo activa.

Fue también uno de los fundadores de la Sociedad Colombiana de Filosofía, de la cual fue el primer presidente (1978-1979), cargo que volvió a sumir un par de años después (1984-1986).

Siempre se preocupó porque los filósofos en Colombia se conocieran a sí mismos y conocieran sus pasados, sus raíces, a sus precursores. Fue una figura protagónica en los seminarios interdisciplinarios de pensamiento colombiano del Departamento de Filosofía de la Universidad Nacional de Colombia, que dieron luego origen a la Cátedra de Pensamiento Colombiano, de la cual hay hoy un valioso legado de varios volúmenes de los cuales el Profesor Sierra fue autor y editor.

Tomaría volúmenes enteros hacer un listado cuidadoso de los aportes del Profesor Sierra a la Filosofía, y muchos otros más los que también hizo a la literatura y a la cultura en general.

Con su desaparición se va un pensador público, interesado por las relaciones entre la filosofía y la cultura, y por la importancia de la filosofía para los problemas contemporáneos y presentes.

En una entrevista dada a la Revista Semana en 2003 decía: “Yo confío en el pensamiento. Creo que va a venir una generación educada en doctrinas antineoliberales, […] una generación relevará en el poder a la actual, y que las cosas cambiarán en un tiempo no muy lejano.” Si este relevo, si este cambio llega y es posible, es sin duda por el legado indeleble de quien entregó todo de sí para dejar una huella que hoy todos tenemos el privilegio de poder ver y seguir.

¡Gracias querido colega y eterno maestro!

Imprimir